Holanda, el país más tolerante y accesible!

Hoy te acercamos a este pequeño país del norte de Europa, cargado de historia, cultura, tradiciones y digno merecedor del título de ser el pueblo más tolerante de Europa.

Holanda te ofrece maravillosos paisajes urbanos, con sus artistas, sus mercados, sus canales, edificios centenarios y museos increíbles y también maravillas naturales a las afueras de las ciudades con los mundialmente conocidos campos de tulipanes y molinos de viento.

Conocida como la “Venecia del Norte” y con una de las mejores arquitecturas de los siglos XVII y XVIII y un casco histórico considerado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, Amsterdam tiene 90 islas, 160 canales y 1281 puentes esperando que los descubras fácilmente con tu silla de ruedas.

La ciudad es muy fácil de explorar ya que la mayoría de sus edificios están adaptados y las sillas de ruedas pueden circular libremente por el carril bici. También cuenta con el tranvía y los taxis accesibles.

No olvides llevar tu cámara de fotos y baterías extra! Amsterdam te sorprenderá en cada esquina y cada calle. Todos los elementos se conjugan para crear una atmósfera íntima, amigable y relajada en esta moderna metrópolis. No puedes perderte el Museo Van Gogh, el Rijksmuseum, la Plaza Damm, el Barrio Rojo y una excursión por los canales en un barco adaptado, y por supuesto disfrutar de la buena gastronomía con una auténtica cerveza holandesa en cualquiera de sus animados pubs y restaurantes.

Anímate y disfruta de un tour por los alrededores de Amsterdam y conoce la Holanda más auténtica con sus campos de tulipanes, mercados de quesos, molinos de viento y gente encantadora.

Dedícale un día a Alkmaar, que desde el año 1300 es el referente en cuanto al queso en Holanda. En el Mercado de Alkmaar hoy en día el queso aun se cotiza en la forma consagrada de la misma manera que ha sido durante siglos. La ciudad se asienta en arena, tierra alta y consta con un foso defensivo alrededor de la ciudad vieja que data de 1590.

Los viernes por la mañana a partir de abril y hasta septiembre, los transportistas de queso recrean la vieja tradición de la venta de queso. Los transportistas en trajes tradicionales colocan miles de quesos en la plaza Waagplein donde se pesan, clasifican, y se venden en un espectáculo fascinante. Muy cerca de las orillas del Hoornsevaart puedes encontrar cuatro de los seis molinos de viento supervivientes de Oudorp.

Y si tienes unos días más no te olvides de visitar La Haya, la sede del gobierno, una ciudad llena de contrastes, moderna y cosmopolita con playas fascinanantes y mucha movida. También debes conocer Maastrich una de las ciudades más antigua, bella y romántica donde viven los amantes de la buena vida. Delft, hogar de la mundialmente conocida loza azul, que se viene produciendo desde el siglo XVII el icono de la ceràmica azul y blanca de los Paises Bajos.

Hazte una foto con el traje típico al mejor estilo “guiri” y guarda en papel esta experiencia inolvidable!!

Sin duda Holanda es un destino que te hará sentir libre! Anímate a recorrerla!

Añadir nuevo comentario

Testimonios

Travel-Xperience 2018