Puerto Madryn

Aunque en los albores de la colonización galesa nada hacía presagiarlo, Puerto Madryn resultó ser la ciudad más lograda de todas las que establecieron en Patagonia los esforzados colonos galeses. Madryn es una joven y dinámica ciudad con un fuerte crecimiento en la década de los ’90 de la pesca y el turismo.

Hoy, con miles de turistas que la visitan año a año, Puerto Madryn  es el principal centro de servicios turísticos de la costa patagónica y la puerta de entrada a la inmensa Península de Valdés, declarada Patrimonio Natural de la Humanidad en 1999.

La ciudad se encuentra a orillas del Golfo Nuevo, al pie de la árida meseta patagónica en la costa este de la provincia de Chubut, situada sobre las bardas de una pequeña meseta a 120 metros sobre el nivel del mar.

Puerto Madryn puede conocerse en un día, pero para cumplimentar las excursiones de rigor a Península Valdés y a Punta Tombo hacen falta al menos 3 días.

Puerto Madryn es una de las ciudades que más ha apostado por el turismo accesible. La mayor parte de sus atractivos turísticos pueden ser disfrutados sin problemas por personas con discapacidad, usuarios de silla de ruedas o personas con problemas de movilidad.

La temporada de ballenas es uno de los atractivos turísticos que hizo conocida en el mundo a esta bella ciudad. De junio a diciembre arriban a sus costas distintas poblaciones de la especie ballena franca austral, que pueden observarse tanto en los avistajes embarcados que parten de Puerto Pirámides como desde algunos miradores naturales y casi todas las playas que bordean la ciudad.

Por otra parte, la visita a Punta Tombo permite contemplar el asentamiento de pingüinos magallanicos más grande del mundo. Por sus múltiples pasarelas adaptadas, se puede visitar prácticamente toda la reserva sin limitaciones.

Puerto Madryn es el centro nacional más importante para la práctica del buceo.

Península Valdés, a 100 Km. de la ciudad, es uno de los mayores atractivos turísticos de la Patagonia y declarada Patrimonio Natural de la Humanidad, es un enclave que se proyecta en el Océano Atlántico Sur con formidables costas de acantilados y una sorprendente fauna marina. La Península está conectada a tierra firme por el ITSMO Carlos Ameghino, que en su parte más angosta mide 7 Km. entre las aguas del Golfo San José y el Golfo Nuevo. 

Puerto Pirámides (así llamado por el cerrito Pirámide –a las puertas de la bahía– ) es una sencilla aldea de una sola calle principal y vocación turística orientada básicamente a las excursiones de avistaje de ballenas, que imponen su período de temporada entre julio y diciembre: en verano también es muy concurrido, aunque más como balneario.

CLIMA Y TEMPORADAS TURÍSTICAS

Moderado por influencia de las corrientes oceánicas, el clima de Puerto Madryn es semidesértico templado y menos riguroso de lo esperable por su latitud. En general los vientos soplan desde el oeste -en especial durante la primavera, entre los meses de septiembre y diciembre- y las lluvias son escasas, concentradas en el otoño (de marzo a junio) y el invierno (de Junio a Septiembre).

La temperatura media anual ronda los 14º C, con máximas de 35º C en verano y mínimas que descienden a los 5º C en invierno. Los porcentajes de humedad suelen ser bajos.

El verano (de Diciembre a Marzo) es caluroso y las estaciones intermedias frescas. Conviene tener en cuenta que la temperatura baja en forma marcada por las noches y primeras horas de la mañana. Durante la temporada de verano, las playas son muy concurridas, en donde además de baños de sol y agua se practican deportes náuticos como kayak, canotaje, windsurf, entre otros. A lo largo de ellas, hay balnearios con servicios de restaurante y confiterías que se encuentran abiertos durante todo el año.

En invierno, las temperaturas son bajas, aunque no hay nieve al estar situada a la orilla del mar, moderador del clima. En esta época se realizan excursiones para el avistaje de ballenas, delfines, toninas overas, pingüinos, elefantes marinos y aves entre otros.


Destacado: La Ballena Franca Austral

La Ballena Franca Austral es un cetáceo de los mares del Hemisferio Sur que puede llegar a pesar más de 50 toneladas, con una longitud de 16 m; al nacer, las crías pesan hasta 3 toneladas. Se la reconoce por su color negro, su falta de una aleta dorsal, su cola con hendidura que permanece fuera del agua al sumergirse y su chorro de respiración en forma de “V”. Fue la especie de ballenas más diezmada por la caza; se estima que su población actual es de unos 7 mil ejemplares. Las madres amamantan a los ballenatos y les enseñan a nadar en las aguas poco profundas que rodean a la Península Valdés, adonde las ballenas comienzan a llegar en junio y se quedan hasta noviembre-diciembre: los machos vuelven todos los años a estas aguas, pero las hembras sólo cada 3 años, es decir el tiempo que separa a las pariciones, tras una gestación de 12 meses.

Galería de imágenes: 
Peninsula de Valdes Lobos Marinos
Peninsula de valdes lobos marinos
Puerto Madryn pasarela accesible
Puerto Madryn pingüinos accesible
pingüinos en Puerto Madryn turismo accesible
Travel-Xperience 2014